Rutinas

Son las ocho de la mañana, esta semana sonará todos los días a esta hora, cuestión de adaptarse. Dejar la ‘mala vida’ nunca costó tanto. Abro los ojos y comienza el ritual. Anuncios

Una de Una

Como cuando el hombre encuentra al lobo. Se cruzan las miradas. Miradas de respeto. Después de algo más de un año volvemos a mirarnos a los ojos. Volvemos a recordar. Sé que me vas hacer sufrir pero a eso vengo. A reconocerme como animal que soy y, a rendir pleitesia a las #montañasdesueños.

Punto y seguido.

Y hasta aquí llegamos compañero. Siempre me gustó decir: ”que fué bonito mientras duró”. Que ha sido largo y al mismo tiempo altamente motivador. Mucho más enriquecedor, este año de carreras por asfalto.